El Black Jack es uno de los juegos más populares del Casino. El objetivo es simple: ganarle al Croupier obteniendo el puntaje más cercano a 21. Las figuras (el Valet, la Reina y el Rey) valen 10, el As vale 11 o 1 y todas las otras cartas conservan su valor. El Black Jack se produce cuando las dos (2) primeras cartas son un diez o cualquier figura más un As.

El juego

Se reparten dos cartas a la vista para cada jugador. Entonces el Croupier preguntará si necesita otra carta. En dicho caso, señáleselo claramente con la mano. Si usted tiene Black Jack, gana y se le paga 3 a 2, a menos que el Croupier también tenga Black Jack, en cuyo caso se llama un Empate y ninguna de las dos manos gana. Si sus cartas totalizan un valor más cercano a 21 que las del Croupier, usted gana y se le paga el valor de la apuesta. El Croupier deberá plantarse con un total de 17 o más y deberá tomar una carta más si tiene 16 o menos.

Doblando la apuesta

Usted podrá doblar su apuesta inicial con las dos (2) primeras cartas si la suma es 9, 10 u 11, recibiendo solamente una carta adicional.

Abriendo juegos

Si sus primeras dos cartas son iguales, podrá dividirlas abriendo dos juegos y haciendo una apuesta igual a la inicial para el segundo. El Croupier colocará una segunda carta en el primer juego y lo completará antes de continuar con el siguiente. Si divide los Ases, podrá pedir una sola carta más para cada uno. Si entonces recibe un Diez o una figura, en uno de los Ases, obtiene 21 y no Black Jack.

Seguro

Cuando la primera carta del Croupier es un As, usted podrá asegurar su apuesta apostando a que él obtenga Black Jack, colocando hasta la mitad de su apuesta en el espacio llamado “Seguro”. Entonces, si el Croupier obtiene Black Jack, usted pierde su apuesta inicial pero le pagan 2 a 1 su apuesta a “Seguro”. En cambio, si el Croupier no hace Black Jack, usted pierde su apuesta “Seguro”.

« Volver a Black Jack